Cómo Probar La Responsabilidad Después De Un Accidente Trasero En Phoenix

Probar la responsabilidad después de un accidente trasero en Arizona

Los accidentes automovilísticos no son infrecuentes en todo el estado de Arizona, y esto es particularmente cierto para los accidentes traseros. Si bien los accidentes traseros pueden parecer relativamente menores, no siempre es así. Una colisión trasera puede provocar lesiones importantes y daños a la propiedad. Es crucial que cualquier víctima en estos accidentes pueda determinar la responsabilidad para que pueda obtener la compensación que merece. Aquí, nuestros abogados de accidentes automovilísticos quieren discutir cómo se prueba la responsabilidad después de un accidente trasero en Phoenix.

Cómo Ocurren los Accidentes Traseros en Arizona

Según los datos disponibles del Departamento de Transporte de Arizona, hubo casi 48,000 colisiones totales por accidentes traseros en todo el estado durante el último año de informe. Esto representó más del 43% de todas las colisiones de ese año. De estos incidentes, hubo 63 colisiones fatales y 13,491 colisiones con lesiones.

Los accidentes traseros y los accidentes ocurren de diversas maneras. En la gran mayoría de estas situaciones, la responsabilidad de estas colisiones recaerá en el conductor trasero. Algunas de las causas más comunes de colisiones traseras en Arizona incluyen las siguientes:

  • Un conductor que sigue a otro vehículo demasiado de cerca
  • Conductores que operan bajo los efectos del alcohol o las drogas
  • Conductores que operan mientras están distraídos por teléfonos u otro dispositivo

La determinación de la responsabilidad en estos casos girará en torno a la recopilación de pruebas para demostrar la culpa. Esta evidencia se puede reunir solo con la víctima del accidente automovilístico o con la ayuda de su abogado, y puede incluir:

  • Fotos tomadas en el lugar del accidente
  • Videovigilancia del incidente
  • El informe policial
  • Declaraciones de testigos presenciales
  • Un examen de los daños

¿La culpa siempre es del conductor trasero?

Aunque la mayoría de las colisiones traseras son culpa del conductor trasero, no siempre es así. Puede haber varias excepciones a esto, incluidas las siguientes:

  • Las luces traseras o las luces de freno del vehículo delantero no funcionan correctamente
  • El conductor delantero operando de manera errática, incluso frenando bruscamente.
  • El conductor delantero cambia de carril inesperadamente o sin señal de giro
  • El conductor delantero está bajo los efectos del alcohol o las drogas o está distraído por un teléfono celular

En los casos en que se cuestione la responsabilidad por una colisión trasera, se utilizarán los mismos tipos de evidencia mencionados anteriormente para ayudar a probar la culpa.

Leer más: Leyes de conducción distraída por estado

¿Cómo cambia la responsabilidad compartida la compensación?

Podría darse el caso de que más de un conductor comparta la culpa de una colisión trasera. Arizona opera bajo un sistema de negligencia comparativa pura que permite a las partes recuperar una compensación incluso si tienen parte de la culpa (hasta el 99% de la culpa) por una colisión. Sin embargo, el monto total de la compensación que recibe una persona se reducirá en función de su porcentaje de culpa. Por ejemplo, si el conductor A estaba siguiendo al conductor B demasiado de cerca y causó una colisión trasera, puede ser tentador atribuir toda la culpa al conductor A. Sin embargo, si una de las luces de freno del conductor B estaba apagada, puede ser parcialmente responsable del incidente. En este caso, es muy posible que el conductor B comparta el 10% de la culpa del incidente. Si el conductor B sufriera facturas médicas por valor de $10,000, su porcentaje de culpa reduciría la compensación que recibe a $9,000.

Páginas relacionadas

John Torgenson portrait

John Torgenson

John Torgenson is a highly experienced personal injury lawyer with over 20 years of practice in Arizona. He earned his Bachelor’s degree from the University of Utah and his Juris Doctor from Notre Dame. John has a proven track record of securing substantial verdicts and settlements, including an $8.25 million recovery for a gunshot injury victim. His expertise has earned him AVVO ratings and recognition as a Super Lawyer.

John is also a sought-after lecturer on personal injury law, sharing his extensive knowledge with peers and aspiring attorneys. Beyond his legal practice, John is an avid golfer and actively supports organizations like the Military Assistance Mission, Arizona School for the Arts, Page Balloon Regatta, University of Arizona Foundation, Junior Achievement of Arizona, and the Tim Huff Pro Bono Golf Classic.

Passionate about advocating for injury victims, John dedicates his career to battling insurance companies and corporate interests, ensuring that the rights of those who are hurt are vigorously defended.